Algo real, sin pulso

separator

A veces no tengo pulso,
No pienso antes de decir o hacer
Y la sangre queda en mis labios,
Acompañándome en la culpa.

No me reconozco frente al espejo,
Siempre hay alguien distinto ahí.
Escucho voces de otros mundos,
Diciéndome qué hacer.

Se siento muy irreal
Cuando el personaje posee mi alma.
Nunca sé qué me espera,
Pero siempre respondo a su llamado.

La esencia de un deseo oculto
Que mi inconsciente trae al mundo
Desde otros imaginarios.
Cicatrices sin sufrimiento, imposible.

Ven a mí, ella lloró.
Las puertas se abrieron en su interior
Y no dudé en entrar
Aún sabiendo que no debía.
¿Debería cerrar las puertas tras de mí?
Estoy ardiendo por dentro,
“Te necesito”, le grité
Y el carmesí recorrió mis labios.

La carga pesada de la vergüenza,
Aún inconsciente, mis acciones tienen consecuencias.
La cruz de la culpa la cargaré hasta el final de mis días.

Por contener mi respiración,
Estoy entrando.
Muéstrame cómo llegar
Para ver más allá.
Y así encontrar
Algo real.