El final

separator

El final se acercaba y yo estaba emocionado, exaltado, ansioso de saber qué iba a pasar con él. Yo que lo seguí desde el principio, yo que me identifiqué con su personalidad, con su maldad, que su historia de amor y desamor parecía ser la mía.

Siempre me gustaron sus aventuras, sus desventuras, su carácter, su forma de manipular a las mentes, incluso la mía. Siento como si lo conociera de toda la vida, como si fuera un viejo amigo al que nunca dejé de ver, al nunca dejé de estar a su lado.

_074

Estaba esperando el final, pero no me había dado cuenta lo que eso significaba. Hasta ese punto, ya era tarde. Recién en ese momento caí en la realidad, caí en la cuenta que yo quería saber qué iba a pasar pero no saber qué ya pasó y nada volvería a pasar.

Y después del “El Final”, me quedó un sabor agridulce y una lágrima caía por mi mejilla, ahora quisiera no saber que se terminó y que no va a volver.