Lo puedo sentir, pero no tocar. La atmosfera de tu amor rodeando algo que sé que está ahí y, por alguna razón, también sé que está acá.

Lo que existe, está más allá del velo de la noche. Tengo fe en lo invisible porque puedo escuchar el sonido de ancestrales himnos, puedo sentir escalofríos del frío viento y saborear el dulce de lo que alguna vez fue y se ha perdido.

Es el poder de los misterios invisibles, todos estamos viviendo un cuento resucitando a los caídos. Un poderoso suspiro de la catedral de mi corazón y me arrastra hacia el camino, guiando cada paso.

Estoy hipnotizado por cuan cómodo me siento en su presencia. Siento la mirada de los caídos, me están observando. Ellos me harán ver cuál es el paso hacia el destino, aunque los buenos siempre somos los sacrificios, nunca morimos en el interior. Seremos bienvenidos en los caídos y todos los poderosos misterios de los invisibles nos serán revelados.

Cuando los dioses están fallando, nosotros estamos ahí. Nuestras lágrimas se siguen derramando, pero prendiendo fuego a la lluvia. Cuando no encuentres el camino, solo cierra los ojos y sentirás el poder de los misterios invisibles.

Share: