El nuevo camino

separator

Este blog dejó de ser tan personal como lo era en un principio, son muchas las razones… desde un exceso de exposición, hasta el haber vendido mi alma a una institución exigente en cuanto a sus secretos internos. Decidí NO mencionar qué institución, para evitar las preguntas. Lo único que puedo decir, es que hago lo que siempre quise y estoy contento por eso.

Hace un año y medio atrás, me sentía solo, sentía que no encajaba en ningún lado, por la única razón de que no estaba seguro de quién era YO realmente. Hoy puedo decir que estoy seguro, no me importa encajar en ningún lado y no me siento solo. Ya no hay posts deprimentes, si leen emo poemas es solo una cuestión de marketing (?) y la mayoría los escribí en esa época de mi vida.

Con Centinelas hecho libro, publicado y a la venta, mis expectativas de seguir creciendo como escritor están más altas. Pero me falta mucho camino por recorrer, mucho qué aprender… creo que es algo que nunca se debe perder: las ganas de aprender. Con muchos de mis objetivos para formar mi futuro, ya cumplidos… tengo que plantearme nuevos, para poder seguir mi camino.

Obviamente, aparecerán nuevos miedos, nuevos obstacúlos y más presiones. Pero, como ya lo había dicho, esto no una revolución, es parte de una evolución.