El otoño esta en el aire…

separator

“A veces tienes 23 y estás en la cocina preparándote un desayuno, calentando café y escuchando música que por alguna razón, te llega al corazón. Estás pensando en ir a trabajar e ir a juntar la ropa limpia del tendedero, piensas en los emocionantes libros que estás leyendo, en viajes que tienes planeado hacer y en las relaciones que están corrompiendo tu existencia. Se te comienza a nublar la mente.

De repente, no sentís tan hogar tu propia casa y “La casa de mamá” probablemente no se seguirá sintiendo como tu hogar nunca más.

o-matic

Es bueno la confortabilidad de tener el número de una persona en tu celular y oídos que escuchan todos los días y brazos que nunca fueron para otros. Pero solo para calmarte cuando comienzas a sentirte atrapado en esos cinco minutos donde la nostalgia es demasiada y está persona ya parece una extraña.

Te das cuenta que nunca serás tan joven pero es la primera vez que eres tan viejo. Cuando no puedes recordar cómo llegaste de tener 16 a tener 23 y los 16 parecen ser tan extraños como si nunca te hubieran pasado.

La canción termina. El café está listo. Tomas grandes bocanadas de aire. Y vas a estar bien en cinco minutos.”