Ella y yo

separator

ADEVERTENCIA: texto cursi y largo. No es recomendable de leer. Estoy aquí sentado, mi mente se llena de pensamientos. Un sueño estúpido e irrealizable, aún sabiendo que me queda menos. Sé que no fui y nunca seré. Me pregunto si no ve lo que yo estoy sintiendo, yo creo que si; que cuando me abrasa, siento esas cosquillitas en la panza… le gusta mi mirada perdida, pero cuando me pide que la mire, no puedo mirarla fijamente, sus ojos brillan de amo; la admiro por luchar contra algo casi imposible, pero yo también he peleado, yo he estado con ella en esa lucha, no solo a su lado, sino que también participando. Esa transición fue difícil para los dos, pero YO SIEMPRE ESTUVE Y, mientras pueda, ESTARÉ. En los momentos que ella llora, yo le presto mi hombro; yo le aconsejo; entre nosotros hay códigos y existen “favores” que solo nosotros nos podemos hacer… vos sabes…Ahora me pregunto por qué no me dice nada, es obvio que se da cuenta, es muy inteligente, pero quizás no quiere asumir la realidad. ¿Alguna vez dejaré de amarla? Es todo lo que pido por ser feliz… (si no fuera correspondido)