En las sombras de una cruel y fría guerra

separator

Tomo sus sonrisas y las hago mías

juego con ellas

las transformo

las desfiguro

hasta destruirlas.

 

Escucho sus necesidades

y las aprovecho.

Busco sus debilidades

y las utilizo a mi favor.

 

No sé en qué me he convertido.

En un mentiroso.

En un egoísta,

en un solitario demonio.

Es mi cruel destino.

 

Sostengo mi aliento

y me escondo detrás de una sonrisa,

me escondo detrás de una máscara

y empiezo mi perfecto plan.

 

Pero me he despertado

para encontrarme atrapado

en la oscuridad,

en las sombras

de todo lo que he creado,

de todo lo que alguna vez fui.

 

Camino solo por este mundo,

en las sombras del deseo.

Mientras este veneno,

mientras está enfermedad,

sigue fluyendo por mis venas.

 

Busco en mi interior,

pero mi corazón ha sido cambiado.

Solo hay sombras,

sombras que caminan solas.

 

Perdido en un mundo moribundo,

yo busco por algo más.

Algo más que estas mentiras

que yo mismo he creado.

 

Respiro hondo y me levanto,

despierto a mi bestia interior.

Pensamientos de muerte recorren mi mente.

Tambores de guerra anuncian el comienzo de la guerra.

 

Es cruel y frío,

un soldado en guerra,

quitando vidas,

perdiendo el control.

 

Cada vez más lejos de mi mismo.

Cada vez más adentro de la oscuridad.

Cayendo en el silencio

y la perdición de mis días.

 

A veces me pregunto por qué

he perdido amigos y arriesgo mi vida,

me he rendido a mis sueños y esperanzas.

Quisiera tener más tiempo para sanar mi alma.

 

Es cruel y fría,

esta guerra interminable

y yo solo soy un corderito que hay que sacrificar.-