La confianza

separator

Yo creo que las personas nacieron para hacerse daño a sí mismas y entre sí. Si pudiera vivir solo en una isla, tenganlo por seguro que lo haría (claro que con algunos requerimientos: UNA COMPUTADORA e INTERNET POR FAVOR!!). Lamentablemente, no podría vivir solo porque todos necesitamos a otra persona, alguien con quién relacionarnos, con quien hablar, discutir, pelear, sea lo que sea; aunque no lo admitamos.

Un/a herman@, un primo, un/a ti@, o un completo desconocido. Siempre necesitaremos a alguien con quien hablar, con quien desahogarnos de los problemas cotidianos, con quien olvidar la rutina y hacerla mejor, con quien mejorar nuestros días… un mejor amigo entraría en esta categoría, pero como soy de no confiar en mucha gente (soy muy cerrado), no tengo uno. He llegado a la conclusión de que las mujeres son 99 % falsas, siempre hablan entre ellas de nosotros y sin importarle lo que pienses al respecto, y casi nunca son cosas buenas lo que hablan, esta en su naturaleza ser criticonas, a todo le encuentran un error y eso pobre error se convierte en el tema de charla durante horas.

Es muy díficil encontrar a una persona en quién confiar, creo que he encontrado más ciberamigos en quienes confiar que amigos convencionales. Pero aún estoy en la búsqueda y no me rendiré… quizás deba ariesgarme más, quizás tengo miedo de hacerlo, miedo a ser lastimado (ya lo he vivido). Por ahora, solo sigo buscando, aunque ya encontré varios candidatos.