La ley del campo

separator

HTML clipboard

Levantarse a las seis de la mañana; darle de comer a las gallinas, chanchos, patos, guineas y perdices; darle la mamadera al pobre ternerito que se quedo sin mamá y atarlo donde pueda pastar; darle la nutritiva avena a los parejeros (caballos de carrera) que si no se alimentan, no ganan!… y luego sentarse a tomar mate, mientras preparan la torta frita e hierven la leche recién ordeñada, para luego desayunar.

Cuando estoy en el campo, el trabajo se mezcla con el ocio; siento la libertad en todo su esplendor, el aire puro y el no ver edificios pegados unos tras otros, la forma de ser de la gente, antigua como educada.… hoy no entiendo por qué elegí una carrera que nada tiene que ver con el campo, aunque bueno, tiempo tengo de sobra…

También me encanta el simple hecho de que la vida humana pueda relacionarse tan bien con la naturaleza y los animales, pero ahí es donde hay que tener en cuenta una regla fundamental para la convivencia y esta es la ley que he aprendido:

"Hay que ser más animal que el animal"

(algunos no necesitan hacer mucho esfuerzo, xD )