Las palabras

separator

Las palabras son, muchas veces, las armas más poderosas y en las manos indicadas pueden hacer mucho daño.